Visitar el parlamento Británico, el Palacio de Westminster

El parlamento británico abre sus puertas para que los turistas y curiosos que quieran pasear por sus pasillos llenos de historia. Existen varias formas que entrar en este edificio tan importante para la historia de Inglaterra y donde nació la democracia más antigua del mundo.

Visita turista

Se puede hacer todos los sábados durante el año y su disponibilidad se amplia los meses de verano y fiestas. Una de las cosas que más admiro de los ingleses es sus dotes para gestionar el patrimonio cultural, todo lo aprovechan al máximo y le sacar partido hasta el último rincón de su historia y su patrimonio. Y esto es algo que ponen en practica incluso en su sede parlamentaria.

Los tickets se pueden comprar por internet o simplemente adquirirlos en taquilla pero si estáis realmente interesados es recomendable reservar con antelación porque es muy demandado y abren pocos días. El precio son 18.5£ los adultos 16£ para estudiantes y mayores de 60, niños (5-15 anos) 7.5£, niños menores de 5 entrada gratuita (por supuesto siempre acompañados de un adulto).

La entrada se hace por Westminster Hall. Esta sala tiene 900 años de antigüedad, es la única parte del edificio que se salvo del incendio en 1834. Hasta aquí se pueden hacer fotos cosa que está totalmente prohibida en el resto del edificio.

.20160729_12220220160729_122139

 La siguiente sala a destacar es el Central Lobby lugar en el que se encuentran los asistentes a la Cámara de los Comunes y a la Cámara de los Lores y símbolo de la unión de los reinos (Reino Unido). En esta sala destaca la rica decoración.

El Members Lobby es la antesala a la cámara de los Comunes la cual está decorada con las estatuas de los presidentes más destacados del Reino Unido en el siglo XX como son Churcill o Margaret Tacher.

La Cámara de los Comunes con su color verde que ha sido utilizado en los últimos 300 años. Preside la sala la speakers chair, los asientos de los miembros a los lados y en la galerías altas el espacio reservado a la prensa y a los visitantes.

La Cámara de los Lores esta sala fue diseñada después de la reforma de 1834. Ya que hasta entonces las salas no tenían un espacio físico que las alojar. Esta sala aloja a tres pilares de la sociedad británica: Monarquía, Iglesia y Parlamento. La sala la preside el trono de la reina delante se encuentra el Woolsack, asiento de lana por el que se simboliza la importancia de este material en el país y donde se colocan los miembros de la sala cuando tienen el turno de palabra.

Y por último destacar la sala del Príncipe y la Real Galería por las que la reina hace su entrada desde la Torre Victoria hasta la Sala de los Lores el día de la apertura de la Cámaras.

Todo esto se puede complementar con un afternoon tea para terminar una jornada muy británica.

Visita gratuita para residentes en Reino Unido

Quienes residan en el Reino Unido tienen la posibilidad de visitar el parlamento de manera gratuita. Lo que tienes que hacer es contactar con un miembro del parlamento perteneciente a tu zona, para encontrarlo solo tienes que visitar esta web y poner tu código postal. Después de enviarle un email te contestará él o su secretaria con un formulario que tienes que rellenar con tus datos y los de las personas que te acompañaran durante la visita. Y cuando corresponda te llegaran los tickets a casa. Hay que tener en cuenta que esta es una visita muy demandada y que puede llegar a tener hasta seis meses de lista de espera, pero merece la pena esperar porque esta es la única forma que existe para subir a la famosa torre del reloj.

20160729_120609

Visita gratuita para todos los públicos

También puedes optar por la opción de entrar en el parlamento durante un debate o la proposición de una nueva ley. Hay un número determinado de asistentes que pueden acceder a las sesiones parlamentarias. Solo se necesitas hacer cola hasta que el aforo este completo.

Todo tipo de opciones para quien quiera ver el parlamento británico desde dentro. No te lo puedes perder si eres un amante de la historia y la cultura británica.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*