El mejor zumo que he probado en mi vida.

No sabía como escribir este post y hoy cuando una amiga hablaba sobre el té turco me ha inspirado para escribir.

Una de las cosas más deliciosas que probamos en Turquía, y mira que probamos muchas, fueron los zumos naturales de fruta. En los lugares turístico tenía puestos donde te los exprimían en el momento.

En nuestros viajes por carretera encontramos unos puestos muy curiosos que me recordaban a los puestos de sandías y melones que había en mi tierra hasta que la construcción de la autovía terminó con ellos.

12395375_10206888813770384_1673993534_n 12376548_10206888379279522_7075696341579581069_n

Los primeros los vimos en nuestro viaje por la Península de Datça en este caso era muy extraño porque había muchísimos y parecía que nosotros éramos de los pocos turistas que viajaban a Cnidos por carretera, posiblemente sus clientes eran los lugareños. Nos fijamos en que los vendedores solían ser mujeres y hombres mayores, posiblemente era gente que no tenía trabajo y aprovechaba esto para sacar un dinerillo.

Por desgracia cuando nos los encontramos ya era tarde y no pudimos hacer buenas fotos.

Nuestro siguiente contacto fue cuando viajábamos de Marmaris a Daylan. En este caso había muchos más turistas transitando por allí, posiblemente por eso eran puestos mucho más elaborados.

Era muy curioso porque la fruta a primera vista era bastante fea, las naranjas por ejemplo eran verdijondas se parecían a las que dan los naranjos de los parques y que todo el mundo dice que no se pueden comer. Pero eran las frutas más dulces y sabrosas que he probado en mi vida.

12395186_10206888819330523_1345369336_n 12386734_10206888821210570_236414648_n

El primero en el que paramos estaba muy bien organizado. Lo llevaban dos señores que tendría unos 60 años y en cuanto llegamos nos dieron a probar de todo lo que tenía: limones, limas y naranjas. Y cuando pedimos el zumo nos sacaron dos jarritas de cristal heladas de un congelador para servirnos el zumo que justo acababan de exprimir bien fresquito. Todo esto por 4 libras cada 1,2o Euros aproximadamente, todo un lujo sin duda.

12366798_10206888804890162_1309308144_n

El segundo en el que paramos para nuestra sorpresa estaba abierto a las 8 de la mañana. En este caso tenía montado un pequeño merendero muy bien preparado donde disfrutar de los manjares.

12388273_10206888801370074_270197131_n

Todo el tiempo hablábamos con los vendedores por señas por que ellos no hablaban ni gota de ingles claro. Cuando nos marchábamos recordé la única palabra en turco que habíamos aprendido que era Gulé Gulé (que significa adiós) fue impresionante ver la ilusión de las dos señoras al ver que decíamos una palabra en su idioma.

12360308_10206888376199445_2664259145927224399_n

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*